jueves, 31 de enero de 2013

Pádel para Todos (Consejo del día) (2)



Como todos sabemos, hemos venido al mundo a aprender. La forma que hemos hablado de hacerlo en el deporte, es con la formula repetir, repetir y repetir (la conducta).
 
Cuando aconsejamos ver a los mejores y copiar de ellos la buenas cosas, la cantidad de “pelotas a buena” y la proporción, que hemos hablado también de solo una pelota de definición por cada nueve de “jugadas neutras” o a “buena”, nos da la pauta de, por ejemplo, “un peloteo” de un jugador en la red, donde luego de esas nueve voleas “a mantener”, podrá usar una a definir. 

De esta forma básica, podemos reparar cada defecto mediante el método de la repetición. Muchas veces realizamos una jugada, que sabemos que no es la ideal, por mas que nos digan, que lo comenten o que nos expliquen, lo ideal, es practicar con una marca , la dirección del tiro ideal y repetirlo, hasta que en un partido, nos salga “sin pensarlo”.
 
En un partido, no tendrá tiempo de pensar en la mayoría de los tiros, por eso, practique “repitiendo” las jugadas ideales y “rompa” ese orden cuando considere oportuno.


Fuente: Pádel para Todos (Jorge Nicolini).
 




sábado, 26 de enero de 2013

14 de enero de 2013




Nuevo día de trabajo con Adrián en las pistas de la Ciudad Deportiva de Viator. Después de un repaso inicial de lo visto anteriormente, haciendo especial hincapié en la derecha, de momento, golpe éste con el que más tenemos que trabajar, habíamos decidido que este día nos dedicaríamos a ver la bandeja.

Precisamente, la última vez que nos habíamos visto estuvimos trabajando el remate de potencia, el remate plano o "tipo tenis". Por lo tanto, era buen momento para empezar con la bandeja, ya que, al tener "reciente" el trabajo con el remate, podíamos apreciar mucho mejor la diferencia entre ambos golpes.

Como es habitual, me coloqué a su lado y le expliqué el proceso a seguir una vez que nos han lanzado un globo y, viendo la altura y trayectoria de la pelota, decidimos que vamos a realizar una bandeja. Rápidamente, como en todos los golpes, debemos "armar" el golpe; es decir, colocarnos de lado y levantar los dos brazos formando, con nuestra cabeza, lo que sería, gráficamente, una "W". Es importante que los dos brazos estén bien levantados.

A continuación, y también de forma rápida debemos de "colocarnos respecto a la pelota" para preparar el futuro impacto. Este punto es fundamental, como siempre digo a los alumnos y los jugadores con los que trabajo, un porcentaje elevadísimo de éxito en el resultado del golpeo de la bandeja, viene determinado por una correcta colocación antes del golpeo.

El pádel es un deporte de piernas rápidas y brazos lentos. Es decir, hay que desplazarse lo más rápido posible para estar bien colocados en el momento del golpeo, pero, generalmente, no hay que ejecutar golpes con velocidades de brazos muy altas. Dicho esto, y volviendo con nuestro golpe de bandeja, tenemos que colocarnos un poco por detrás de la pelota y dejar ésta muy a nuestra derecha (en caso de ser jugadores diestros).

Una vez colocados, intentamos pegarle a la pelota un poco con "slice" o efecto cortado (si nos imaginamos que la pelota tiene "patitas", cortando éstas) buscando que la pelota lleve "efecto contrario" y no levante mucho del suelo después del bote. Ahora bien, un inciso muy importante, a diferencia de como se enseñaba y como se golpeaba la bandeja hace años, cuando éste era lo que se conoce como "golpe especial", ya que no se utilizaba mucho porque no se tiraban apenas globos, que se decía que había que dejar caer mucho la pelota antes de golpearla...hoy día no hay que dejar caer tanto la pelota, ya que la idea es pegarle arriba y bajarla nosotros con el acompañamiento posterior al golpe y el giro consecuente del cuerpo.

Por último, decir que el objetivo principal de la bandeja, especialmente cuando los globos que nos envían son  bien profundos, es no perder la posición y el dominio de la red, ya que ésta es la zona donde, en principio, se van a ganar los partidos. De hecho, ante una pelota alta o globo, si no hemos podido realizar algo de lo que hemos visto anteriormente, en definitiva, no nos hemos colocado de manera idónea para pegar la bandeja...¡hay que hacerla igualmente!, salga como salga, incluso si sale un golpe alto plano, porque, como hemos dicho, hoy día, en el pádel actúal, se juega al ataque y al contra-ataque, por lo que no hay que perder la red, salvo que no tengamos más remedio.

Bueno, comentar que Adrián captó el concepto rápidamente y las ejecuciones de sus bandejas fueron más que aceptables, bastante buenas. De vez en cuando dejaba caer la pelota un poquito más de la cuenta, pero, por lo demás, bastante bien. Incluso, cuando, intencionadamente, le lanzaba globos profundos al centro de la pista (el juega y entrena en el lado izquierdo), acudía y se desplazaba muy bien cubriendo ese lado de la pista.

¡Continuaremos trabajando!

jueves, 24 de enero de 2013

Pádel Para Todos (Consejo del día)



Con esta entrada podría decir que estreno nueva sección. Se tratará de una serie de "consejos" que iré publicando periódicamente, obtenidos todos ellos de la página oficial de Facebook del programa Pádel para Todos, programa de televisión argentino dedicado al pádel, conducido por el profesor Jorge Nicolini y sus colaboradores Gustavo Ciancio y Carlos Peláez.

Recomiendo fervientemente su página de Facebook, donde, además de los "consejos", se pueden ver sus programas de televisión (no son programas muy largos, son muy amenos y están divididos en varias secciones). Ésta es su dirección.

A continuación...el Consejo del Día:


La mayoría de los deportes que vemos por televisión, desde lo conceptual, es fácil determinar el objetivo, o bien entender donde y como se marcan los puntos. Aparece nuestro deporte PADEL, mas joven que todos y encontramos que es muy difícil determinar, aparentemente, como se ganan los puntos. Es decir, cualquiera, a simple vista, puede ver que la definición es la que hace que un punto se termine, pero aquí esta la diferencia con la mayoría de los deportes. 
Entender que al padel, se juega para que “el otro pierda”, o sea que el objetivo básico es tratar que el rival se equivoque, cosa que a algunos jugadores, mas agresivos, les cuesta llevarlo a cabo. Como ejemplo, nada mas, en un promedio de un partido de 300 a 400 golpes por jugador, con el smash (ese golpe tan deseado por todos) siendo el mas agresivo, solo se ganan entre 10 y 20 puntos en el mejor de los casos y si preguntan a muchos jugadores, seleccionan una paleta, con peso y potencia que en realidad solo se usa para esos tiros que son un 5 % de los golpes totales. 
Por ello, mas allá de estilos de juego de cada uno, mas conservador o agresivo, la interpretación del deporte es mas importante que dicho estilo de cada uno de juego. Si volvemos al consejo anterior, donde analizamos los primeros 10 jugadores del ranking, tanto de damas como caballeros, encontramos que todos ellos, son “campeones” en “volumen de juego”, dicho de otra forma “meten mas bolas que los demás” y no siempre mas fuerte. Haga el análisis y mas adelante veremos como lo logramos.

 

sábado, 19 de enero de 2013

Entrenador de Pádel: mi nueva titulación


Los pasados días 11, 12 y 13 de este mes de enero, en las instalaciones del Club Pádel Indoor La Redonda, en El Ejido, formé parte del grupo de monitores de pádel que, llegados de distintos puntos de la geografía nacional (Madrid, Cádiz), llevamos a cabo el Curso de Entrenador de Pádel, curso certificado y aprobado por la Asociación de Pádel Argentino (A.P.A.).

El curso ha sido impartido por los profesores Máximo Castellote y Jorge Nicolini, profesores de gran prestigio que llevan muchísimos años en España formando a monitores y entrenadores, siempre bajo el auspicio de la afamada Asociación de Pádel Argentino.

Tuve la oportunidad de trabajar con ellos en Valencia, en el año 2010, cuando acudí a obtener el título de Monitor, y la verdad es que fue una experiencia de lo más gratificante. De este modo, cuando surgió la oportunidad de realizar con ellos el curso de Entrenador, curso que tenía la intención de realizar, más tarde o más temprano, con el fin de adquirir nuevos conocimientos, no lo dudé un instante.

En este curso de Entrenador hemos adquirido unos conocimientos más dirigidos al entrenamiento de jugadores de competición, independientemente del nivel que tengan, enfocado más a la táctica y a las situaciones reales que se producen en los partidos.

Además, los conocimientos que se adquieren en los cursos de estos prestigiosos profesores son de últimísima actualidad, ya que, por un lado, están continuamente incorporando nuevos conceptos e ideas a los temarios y, por otro, Máximo Castellote es el actual entrenador de Maxi Grabiel y Miguel Lamperti, una de las mejores parejas del circuito profesional.

Espero poder poner en práctica estos conocimientos con aquellos jugadores que se decidan a entrenar de una manera más profesional, para lograr un salto en su nivel de juego, sobre todo en un proyecto que estoy preparando para medio plazo, y del que daré cumplida información en este mismo blog.

    

 

jueves, 17 de enero de 2013

8 de enero de 2013

A primera hora de la tarde, clase en el Residencial La Térmica con mis pequeñas alumnas.

Con las dos mayores, Alba y Marta, comienzo un trabajo encaminado a prepararlas para el próximo día 26. Ese día, he quedado de acuerdo con los padres para que lleven a las niñas a una jornada de convivencia que haremos junto a los alumnos de otro monitor compañero mio.

En esta jornada tenemos previsto hacer varias actividades con los chicos (ya le dedicaré a éste día su entrada correspondiente) y, los mayores en concreto, harán alguna especie de partidillos. Por ello, comienzo a trabajar con ellas con el objetivo de, sin descuidar la parte técnica, sean capaces de mantener un pequeño peloteo. Es decir, sean capaces de devolver la pelota cuando ésta ya le viene jugada, sin que la envíe yo lanzando "tipo carro", sobre todo cambiando y preparando rápidamente de derecha a revés y viceversa.

El resultado fue más que satisfactorio, sobre todo en el caso de Alba, ya que Marta si había demostrado, en clases anteriores, estar, en principio, más preparada para el peloteo.

Posteriormente me desplazo a las instalaciones de La Cañada para dar clase con Gabriel y Pepi. Los ejercicios habituales, golpes de fondo (derecha y revés) y salidas de pared de fondo, fueron bastante bien. Incluso Gabriel, con el que tengo problemas para conseguir que tenga movilidad y se coloque correctamente respecto a la pelota antes del golpeo de la misma, estuvo pegando a la misma muy bien colocado.

Después, para ir introduciendo algún ejercicio nuevo, comenzamos a ver el remate plano. Lógicamente, siendo, prácticamente, el primer día que lo veíamos, el resultado no fue bueno del todo; lógico por otra parte. Les costó mucho llevar a cabo la coordinación necesaria requerida en este golpe.

Casi siempre terminamos peloteando desde el fondo los tres, ya que a ellos les gusta mucho, sobre todo a Gabriel. Y en este momento...¡pequeño desastre!. Aunque, como es natural, yo les envío la pelota lo más cómodo posible para ellos, para que puedan mantener el peloteo, volvieron a volverse muy lentos de movimientos y de pies. Se "comían" muchas veces la pelota, tardaban muchísimo en preparar el golpe, impactaban tarde, etc...

¡Continuaremos trabajando!
  

miércoles, 16 de enero de 2013

2 de enero de 2013

En la anterior entrada os comentaba que tenía el propósito, para este año recién comenzado, de que no se me acumularan sin publicar las entradas correspondientes a clases dadas...¡y ya me encuentro recuperando!

La verdad es que he estado un poco líado, haciendo algunos trabajos y, sobre todo, asistiendo al, recientemente finalizado, Curso de Entrenador (en breve le dedicaré una entrada).

Nueva clase con Adrián en las instalaciones de Viator. Iniciamos el calentamiento, como de costumbre, tocando un poco la pelota de fondo, inicialmente de derecha y...¡aparecen los viejos problemas!

La derecha no funciona y nos cuesta varios carros lograr que salga de una manera aceptable. Es como si, una vez calentada, ya empezara a salir bien, lo que ocurre es que éste paso se produce siempre de una manera súbita. También sucede, con éste golpe de derecha, que Adrián está muy obsesionado con él, en sentido negativo. Psicológicamente, de inicio, ya presupone que le va a salir mal; y además hay que añadir que tiene la manía de estar todo el tiempo corrigiendo la empuñadura, tampoco tiene confianza en este aspecto. Lógicamente, uno de los trabajos que tengo que hacer ahora es tratar de minimizar, en la medida de lo posible, estos aspectos mentales negativos.

Después de repasar el revés y la volea de revés, sin problemas, tal y como me esperaba, comenzamos a trabajar con el "remate plano" o "remate de definición", ya que él estaba interesado en que trabajáramos este golpe. Hay que tener en cuenta que Adrián juega sus partidos semanales e incluso participa en algunos torneos, por lo que se encuentra con situaciones de partido o juego real que es muy conveniente trabajar en clase.

Con el remate no tuvimos ningún problema. Una vez finalizada la explicación de los movimientos a realizar, efectuada por mi, comenzamos los ejercicios con él situado en posición de "preparado", es decir, con el golpe ya armado (de lado, pala detrás de la cabeza con el codo flexionado y el canto de la pala tocando la espalda, y la mano libre apuntando, con el brazo extendido, hacia arriba, como señalando la pelota) a la espera de situarse justo debajo de la pelota, una vez que yo lanzara el correspondiente globo, y golpear a la misma arriba del todo, a las doce, si se tratara de un reloj imaginario.

Muy buen resultado final, para tratarse del primer día que trabajábamos este golpe, aunque, como es natural, tuve que estar pendiente del importantísimo trabajo de ajuste de pies, fundamental a la hora de llegar bien colocados a la hora de golpear la pelota, y también de la terminación del golpe. En el caso que nos ocupa es importante que, tras el golpeo, dejemos que el peso del cuerpo vaya transfiriéndose hacia delante, como si fuera detrás de la pala, guardando ésta, finalmente, por nuestro lado izquierdo (en el caso de los jugadores diestros).

      

martes, 8 de enero de 2013

Última clase del año 2012

Se me han acumulado algunos días de clase a los que no les he dedicado su correspondiente entrada; algunos desde casi un mes atrás; pertenecientes a los últimos días del pasado 2012. Como tampoco han ocurrido cosas demasiado interesantes, voy a aprovechar el inicio del año para, como suele ser habitual en estos casos, hacer un nuevo propósito...a partir de ahora intentaré escribir la entrada pertinente al finalizar cada día que haya dado clase, con el objetivo de que no me vayan quedando pendientes...¡espero conseguirlo!

Sin embargo, respecto a estos últimos días del pasado año, si quería comentaros lo que me ocurrió en la clase dada el 17 de diciembre. Sólamente adelantaros que, de todos los años que llevo impartiendo clases, y ya son varios, éste fue quizás, casi con total seguridad, el que más satisfecho he terminado dado el resultado obtenido.

 Ese día tenía que trabajar con Adrián en las instalaciones de la Ciudad Deportiva de Viator. Recordaros que éste es el chico que me sorprendió aprendiendo en un tiempo récord el revés, porque decía que no tenía vicios ya que nunca lo había utilizado; pero que sin embargo tenía un golpe de derecha horroroso.

Me dije a mí mismo que eso no podía ser: había que buscar una solución. Así que, al inicio de la clase, me planté delante de él y le dije, "tienes un revés buenísimo, pero la derecha...", "hoy nos vamos a aburrir, no va a ser, precisamente, una clase divertida", "si fuéramos futbolistas, hoy es uno de esos días coñazos donde se entrena sin balón..."

Adrián es un chico con una predisposición al trabajo "total", por lo que acató mis instrucciones iniciales y se dispuso a "obedecer" (en el buen sentido).
Empezamos a escasos dos metros de la red, lo coloqué totalmente de lado, con la pala detrás (en su sitio correcto) y la mano "no hábil" extendida señalando hacia delante; y le dije que solo tenía que sacar la pala recta hacia delante, todo el tiempo con el borde de la misma perpendicular al suelo, sin mover la muñeca o el brazo o hacer gestos raros, y terminar con la pala a la altura de los ojos; en definitiva lo que sería un golpe de derecha totalmente plano. ¡Sólamente debía hacer ese gesto!...nada más, prohíbida cualquier otra cosa.

Me coloqué a su lado con el cesto de pelotas y...¡con la mano!...fuí dejándolas caer, una a una, en el punto de impacto correcto, para que fuera golpeándolas realizando solo el "gesto permitido". Cuando comenzamos con el siguiente cesto...hicimos lo mismo, pero un poco más atrás, delante de la línea de saque. Con el siguiente cesto...¡hicimos lo mismo!, ahora detrás de la línea de saque y yo delante de él lanzando las pelotas aún con la mano.

Sucesivamente fuí alejándolo un poquito cada vez, hasta situarlo en el fondo de la pista, en la posición natural de juego, y yo pasé a tirarle las pelotas ya con mi pala, al principio pegado a la red y luego, también progresivamente, alejándome hacia mi propio fondo de pista. Eso sí, él, en todas las circunstancias, solo podía ejecutar el "movimiento permitido".

Terminamos la clase situados cada uno en su fondo de pista, y Adrián golpeando una derecha plana muy buena, llevando la pelota recta a pocos centímetros de la red y sin fallar prácticamente ninguna pelota. En definitiva, estuvo toda la hora repitiendo el mismo gesto técnico una y otra vez, por lo que puedo afirmar que el aprendizaje basado en el proceso de la mielinización puede ser efectivo.

  

jueves, 3 de enero de 2013

Epicondilitis


En esta entrada hablaremos sobre una de las lesiones más frecuentes que se pueden producir en los deportes de raqueta, en general, y en el pádel en particular. Se trata de la epicondilitis, también conocida como codo de tenista.

Y os puedo hablar con conocimiento de causa, ya que yo mismo la sufrí severamente, hace un par de temporadas. La causa de mi epicondilitis fue una de las más frecuentes, la sobrecarga por esfuerzo, lo que produce una contractura de toda la musculatura epicondilea.

Al principio no pensé que la causa de la lesión fuera una sobrecarga, sino que pensaba que se debía a un cambio de pala. En el momento de lesionarme, la marca que me suministra el material, Wilson , acababa de proporcionarme un nuevo modelo de pala, de goma más blanda...Aquí tenemos que hacer una primera puntualización "aclaratoria"; es cierto que a veces la lesión aparece por un cambio a una pala "más blanda", pero también puede producirse por un cambio a una "más dura".

Sin embargo, seguidamente entenderéis porque la causa fue una sobrecarga. Casi al final de la semana, un jueves o viernes fue, jugué una prueba del Circuito Provincial de Veteranos. El partido de cuartos de final fue larguísimo, con una duración de más de dos horas; nada más acabar tuve que jugar, prácticamente seguido, otro partido más, el de semifinales, donde perdimos.

Ese mismo fin de semana...viaje a Fuengirola para disputar otro torneo. Partido sábado por la mañana, partido sábado por la tarde, partido domingo por la mañana y, disputando la final el domingo al mediodía...¡el codo dijo basta!, apareciéndome el dolor en el epicóndilo, característico de esta lesión, de una forma muy aguda, impidiéndome ya poder, prácticamente, golpear de revés, otra de las características principales. Si hubiéramos llegado al tercer set, perdimos el segundo y el partido en el tie-break, seguro que no hubiera podido continuar.

Recuerdo que estuve todo un mes de agosto "parado" recuperándome de la lesión. Acudía dos veces por semana a fisioterapia y, gracias al buen trabajo que realizaron, pude recuperarme totalmente y la lesión ya está en el olvido, aunque tengo que deciros que no las tenía "todas conmigo" respecto a que no me quedara algún tipo de rumor residual.

El motivo de escribir esta entrada es el hallazgo, hace un tiempo, de un magnífico artículo publicado en el blog de un centro de fisioterapia de Murcia, Martínez-Barrios Fisioterapia.

(Clickeando en el nombre del centro, os llevará directamente al artículo).

El artículo no es muy extenso y está redactado de una forma clara y sencilla, sin utilizar términos técnicos complicados, por lo que recomiendo su lectura a todo aquel que haya sufrido o esté sufriendo esta lesión, o a cualquiera que esté interesado en el tema.

Destacaría, por extraer algunos a modo de ejemplo, tres aspectos importantes, desconocidos, por otra parte, por la mayoría:

- La lesión no aparece, propiamente, por inflamación del tendón, sino por sobrecarga o contractura de la musculatura epicondilea.

- La ingesta de anti-inflamatorios no está indicada por ineficaz.

- El calentamiento previo a la práctica deportiva si previene lesiones.